¿Problemas para comprar el coche de tus sueños?

Leasing, arrendamiento financiero, alquiler con derecho a compra, arrendamiento por renting, como queramos llamarle, esta es una herramienta que se desarrolla por medio de un contrato en el que una institución que figura como arrendador traspasa o cede el derecho por el uso de un bien a un cliente que en este caso se conoce como el arrendatario, un servicio de financiamiento que se presta por medio del pago de una renta por el uso de este bien.

Lo cierto es que el leasing financiero se conoce también por tener una duración acordada o determinada, mientras que al término de esta el arrendatario recibe la opción de comprar el bien arrendado por un precio restante o determinado, sin embargo este debe ser mínimo por los montos que ya se cubrieron mensualmente, mientras que por otro lado tendrá que devolverlo o en un supuesto caso renovar el mismo acuerdo, pero en el caso de los bienes éstos podrán mantenerse o ser de un modelo más reciente si el arrendatario así lo desea.

Por muchos años el leasing o arrendamiento financiero como es conocido también en el Perú, figura como la respuesta a todos los inconvenientes que pudieran llegar a aparecer en el momento que los peruanos desean comprar un automóvil e incluso muchos otros bienes, pero en ocasiones esto no es posible, como respuesta instituciones financieras se encargaron de perfeccionar un modelo de negocio que pudiera responder a todas estas necesidades, principalmente al hacer usos de herramientas que verdaderamente sean un respaldo.

3 de cada 10 peruanos recurren al Leasing Financiero.

Solicitar un crédito en nuestro país, formar una sociedad o bien poder conseguir un subsidio son algunos de los financiamientos disponibles en el Perú, sin embargo en el caso del leasing es de acuerdo con el Banco de Crédito del Perú (BCP), una alternativa de financiamiento a mediano plazo, permitiendo que el cliente adquiera bienes nacionales o importados luego de solicitarlo a una institución, pues este servirá precisamente para el uso de un automóvil, maquinaria y toda clase bienes, dependiendo de la institución con la que realices estos acuerdos.

La realidad es que el leasing financiero se ha consolidado en Perú y en todo el mundo como un fenómeno en el ámbito económico, pues su desenvolvimiento va potencializando de acuerdo a la expansión demandada en este mercado y cómo es que los usuarios ven a esta herramienta como la respuesta a sus problemas, pues el leasing se concentra como un método a través del cual todos tienen un acceso al uso de vehículos, máquinas o instalaciones industriales, pues este va centrado a financiarse a plazos determinados.

De esta forma es como el leasing al terminar el contrato, será el arrendatario quien reciba la facultad y derecho total para la adquisición del bien a un precio acordado, o bien bajo una denominación residual, debido a que su cálculo se da por las diferencias que existen entre el precio originario que se paga por el arrendador junto con los intereses y gastos, tomando en cuenta las cantidades abonadas por el cliente, y en caso de no ejercer la opción de compra, el bien tendrá que devolverse salvo que el contrato indique esta situación.

Seguros vehiculares obligatorios para Arrendamiento.

Importante que sepas que todos los usuarios sin ninguna excepción tendrán que contar con un seguro vehicular a fin de responder a imprevistos o riesgos que pudieran llegarse a presentar, ya que en los contratos de leasing financieros se requiere de una póliza para responder por los daños que pudieran ocasionarse a la unidad.

Entre las coberturas que se incluyen, encontramos protección por responsabilidad civil, junto con robo o pérdida total a causa de un accidente, así como indemnizaciones por daños al vehículo.

Características del Arrendamiento Financiero en Perú.

Ahora bien, en AhorraSeguros.pe sabemos que muchos peruanos desconocen de todos los elementos que componen el leasing financiero, y por esta razón es que te contamos todo acerca de este contrato, principalmente de los atributos que le distinguen para que este pueda variar conforme a las legislaciones impuestas en el Perú, tales como:

  • Quizá la más importante y que desde un inicio te hemos contado, es que el leasing al momento de finalizar el contrato, queda obligado el arrendador financiero en ofrecer al cliente la posibilidad u oportunidad de adquirir el bien.
  • Necesario que sepas que no se puede calificar como un contrato de arrendamiento, o bien como una variedad del arrendamiento, ya que el leasing financiero se pone en marcha de acuerdo a fungir como un contrato mercantil, el cual cede con el financiamiento y dar posibilidad de explotarlo, además de ser una alternativa de préstamo o una variante que pagarás a plazos.
  • De acuerdo con la duración del contrato realizado, en la modalidad de leasing se mantiene la titularidad sobre el objeto o bien que se incluye dentro del acuerdo con el arrendatario.
  • Este no es un préstamo de uso, aunque sea similar, los términos utilizados son diferentes.
  • Comúnmente estos contratos incluyen una cláusula por medio de la cual el cliente se mantiene obligado a tener que soportar una serie de inspecciones en el bien cedido, de no estar en condiciones el cliente deberá pagar una penalización, o bien el seguro tendrá que cubrir los daños.
  • En el supuesto caso de incumplimientos por el cliente, regularmente la institución que ceda el leasing tendrá la posibilidad de ejercer acciones declarativas o ejecutivas para resolver el contrato, o bien un proceso de recuperación del bien, todo esto sin perjuicio del usuario y las pretensiones relativas que tenga sobre el contrato conforme a procedimientos declarativos que le correspondan.
  • Si el arrendatario financiero llega a ser declarado en concurso de acreedores, en automático la entidad propietaria del bien podrá interponer su dominio.
  • Y por último estos arrendamientos incluyen importantes ventajas de carácter fiscal para todas las empresas, principalmente al ser una ventaja de carácter fiscal para las empresas, principalmente porque estas hacen frente al pago de impuestos indirectos en la adquisición del bien que no llega a ser repercutido para el cálculo de cuotas, debido a que el impuesto recae sobre estas tarifas, así es como no se debe a la adquisición del bien, sino al servicio de arrendamiento.

Se operan 3 tipos de Leasing en el país, ¿cómo funcionan?

Financiero: El más común de todos, y quizá el que se utiliza con mayor frecuencia en el país, consiste en ser un contrato por medio del cual los usuarios que solicitan este leasing, es para la adquisición de bienes para usarse por el arrendatario, mientras que los gastos de mantenimiento y reparación corren a cuenta del cliente. El beneficio de esta modalidad pasa por el orden fiscal, pues permite una amortización más acelerada.

Operativo: Por otra parte nos encontramos con este tipo de arrendamiento, el cual consiste en funcionar como un contrato de arrendamiento sobre un bien que incluye mantenimiento y reparación del mismo.

Lease-Back: Y por último pasamos a uno de los leasing menos utilizados, sin embargo este se basa en la venta por parte de las instituciones para posteriormente le sean cedidos en arrendamientos, ingresando dinero por la venta para seguirse utilizando con bienes a cambio de una cuota, aunque no incluye alguna ventaja o beneficio fiscal.

En términos generales sólo queda decir que el leasing podrá ser siempre un buen trato en el momento que un productor intente colocar un excedente en su inventario, incrementando así del valor residual del bien, esto más allá del valor actual final para que se logren acordar pagos mensuales que sean atractivos, convirtiéndose en un método de pago más usado por las instituciones para disminuir costos en el leasing.

¿Qué ventajas recibes?

  • Una de ellas es que se mantiene u ofrece con la libre y completa capacidad sobre el endeudamiento del cliente, esto sin importar que las operaciones formen parte de ser un riesgo comercial, financiero, etc, ya que se mantienen a efecto bancario.
  • Regularmente el leasing es un financiamiento sumamente flexible, ya sea en plazos, cantidades o acceso a los mismos bienes.
  • Te permite conservar todas aquellas condiciones de compra al contado.
  • En cuestión de la amortización, este se reconoce como un gasto tributario el cual mantiene un valor total del equipo que permanezca a salvo con la cantidad de opciones de compra disponibles, las cuales se rebajan como gastos en un plazo que incluso podrá ser menor a la depreciación acelerada, así la empresa obtiene importantes ahorros en lo tributario.
  • Hay una mayor conservación en el capital de trabajo junto a una oportunidad de innovar en lo tecnológico.
  • Acelerar en los procesos de operación.
  • Recurrir al leasing te permite dar mantenimiento a los bienes, ya que de no usarlo en una actividad comercial o a tu vida diaria, se necesita de fuentes de inversión para nuevos equipos, apostando por financiamientos de proyectos con aumentos de capital o bien a emisiones de una acción de pago, esto implica en muchos casos la posibilidad de dividirse entre varios usuarios.

Pero también existen desventajas.

  • En muchas ocasiones puede existir la posibilidad de tener un costo financiero mayor al de la deuda en cuestión del crédito bancario, esto porque el cliente debe cancelar un seguro por el bien, y este no tendrá que pagarse si es financiado con un préstamo bancario.
  • Da acceso a la propiedad del bien al final del contrato, así recibes la opción de compra, sin embargo estos acuerdos tienen una duración mínima de dos años.
  • Pueden jugar en tu contra las penalizaciones que se coloquen en el contrato, pues en muchas ocasiones las instituciones buscan a toda costa que compres el bien al finalizar y de no ser así debes cubrir un monto para la finalización del acuerdo.

¿Qué necesitas para solicitar un Leasing en Perú?

  • Una carta solicitud en la cual deben incluirse la razón social de la empresa, o para las personas físicas su RUC, monto y objetivo de la operación, plazos y garantías.
  • Formato de información básica de clientes, este llenado correctamente.
  • Todos los estados financieros de los últimos dos ejercicios con notas y anexos del último trimestre en las principales cuentas, así como el flujo de caja proyectado en la operación total, este para las empresas.
  • Para las personas físicas se requiere de comprobantes de ingresos, así como documentos crediticios que le den garantía a las instituciones sobre la capacidad de pago.